Las Historias de Lituania.

Los Cerezos

Featured image

El Sr. Sugihara.

Chione Sugihara había nacido con los calores de la guera Ruso-Japonesa, allá por el 1900. Este pequeño Nipón, no sabía que con la guerra había nacido y que con la guerra viviría.
Contradiciendo a su padre se estudió Diplomacia y años después desembarcó como Vice-Cónsul de Japón en la lituana ciudad de Kaunas.
Llegó en los tiempos donde ser judío o gitano o enano u homosexual era herejía. Europa estaba sumergida en la guerra, el hambre, la tristeza y la penuria. Contradiciendo nuevamente toda regla migratoria, el Sr. Nugihara concedió cuantas visas pudo. Escribió y escribió durante horas, tardes, noches y días.
Infringiendo todo protocolo, logró salvar la vida de miles de personas de muchos países, pero especialmente de lituanos judíos. Por su desacato fue obligado a renunciar a su trabajo.

Una vez alguien le preguntó por qué había hecho eso. y mirando con sus ojos color vida respondió: ¨El buen cazador no puede matar a un pájaro cuando éste vuela a él en busca de refugio¨.
Recibió el premio ¨Justo entre las Naciones¨, pero era muy viejo para poder ir a buscarlo.
Una mañana como cualquiera y a la edad de 86 años murió en la ciudad de Kanagawa. Murió desconocido, entre los desconocidos. Murió cuando ya no hubo regla que romper, o persona que salvar.
Hoy un bosque de cerezos se erige en el centro de Vilnius en su honor. Durante más o menos 7 días al año los árboles florecen, y se llenan de visitantes. Sugihara entonces se vuelve conocido, pero la fama se esfuma hasta al año siguiente cuando cae el último pétalo rosa del árbol…


Amores Locos

Dicen los que conocen su historia que Dredas era un hombre enamorado, que por su mujer la vida daría cantando. Donde estaba ella, estaba el y viceversa.
Un invierno, de vaya saber uno que año, su mujer se fue de éste mundo luego de batallar con una gran enfermedad.
Y allí fue cuando el también murió.
Perdió su casa, su trabajo, su pulcritud, su pasión por los animales y su vida. Se echó a las calles de Vilnius a vagar sin destino, como alma en pena. Y allí vive, caminando sin caminos, y pidiendo lo que no tiene. Esperando, según yo, a encontrarse con la muerte y en algún lugar con su mujer. Que al fin de cuentas sería para él, como volver a la vida.


Featured image

Monumento a Gediminas en la Plaza Central de Vilnius. Se puede ver en la parte infeior al Lobo de Vilnius.

                                                                    El Nacimiento de Vilnius

Había sido un largo día de caza y el Duque Gediminas estaba simplemente destruido. Se recostó a la vera del río Vilnele y allí durmió y soñó. Y soñó como nunca. Esa noche en su sueño vio a un lobo gris, que aullaba con la intensidad de mil zorros, como si su aullido fuera mucho más que solo ruido, perdido en la noche.
La mañana siguiente, el adivino personal de Gediminas le interpretó el sueño y sentenció: ¨Aquí fundarás la Capital de tu Imperio, la cual será invencible¨. Y así Vilnius nació. Gracias a los aullidos de un lobo y las interpretaciones del adivino. E invencible fue, por que después de tantas ocupaciones y peleas revolucionarias, este pequeño estado báltico, sigue escribiendo historia.


Las Cruces

Featured image

Colina de Las Cruces.

                             Era el Siglo XV y la orden Teutónica amenazaba y atacaba Lituania. En una pequeña colina en la ciudad de Šiauliai se empezaron amontonar cruces, como símbolo de oración y pedido de paz. Los siglos pasaron, y las cruces se fueron acumulando.
La invasión rusa se hacía nuevamente presente en Lituania. Los comunistas, ateos acerrimos, decidieron destruir el santuario de cruces. La colina fue incendiada, nivelada, nuevamente incendiada y destruída, cada una de las cruces. Pero la fe, que es capaz de mover montañas, hacía que con el correr de las horas volvieran aparecer.
Nada pudo detener la oleada de cruces. Ni los Teutones, Ni Stallin, y mucho menos el fuego.
Era 1993, y el Papa Juan Pablo visitó tierras Lituanas. La Colina para ese entonces contaba con 50 mil cruces. Hoy ya son 100 mil, y seguirá creciendo…

Advertisements

1 Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s