Pensamientos del Septimo mes//Septintas mėnuo Lietuvoje

Al parecer en mi espalda quedaron los primeros pasos por estos pagos. Siguien el dicho de que ¨Un intercambio no es un año de tu vida, sino la vida en un año¨ entonces ahora estaría dando mis últimos pasos, quizás si se me permite el paralelismo, estoy en el ocaso de la vida, pero hacerlo también sería muy trágico y triste cuanto menos. Por lo que simplemente diré, que estoy en el tiempo justo para ser feliz. El ya y el ahora.

Es verdad que hoy recibo mi septimo mes en éstas tierras con una mezcla de sentimientos que dificilmente podría describir.  La felicidad de saber que he sobrevivido al invierno. La nostalgia de saber que he visto más lunas que las que por lo menos en ésta etapa, me quedan por ver. El extasis de saber que allá en mi Argentina natal está mi familia y amigos, y que en poco tiempo no más nos reencontraremos. El nudo en la garganta por pensar en una gran incógnita como lo es pensar si volveré en algún momento a estos lugares que tan felices me hicieron, si volveré a reir con mis compañeros de travesias. Y aunque anhelo que sea un si, la parte más escéptica de mi ser lo pone en dudas.

Featured image

hablo de esta colina, y este atardecer. Con esa ciudad hermosa de fondo. Nosotros bajo un mismo cielo.

Hace escasos días escalé una pequeña colina perdida en el margen izquierdo de la Autopista de Vilnius. Un Bosque perdido al lado de la civilización. Un lugar que esconde milenarios pinos y barracas de la Gran Guerra Mundial, quizás de la Primera o de la Segunda, el viento no me supo susurrar en el oído con exactitud. Allí estaba Vilnius, el sol perdiéndose por el Oeste, dos tazas de café, un par de libretas, Loren y yo. El mundo y nosotros. El sol se caía iluminando por última vez en el día los pequeños rascacielos del Centro Financiero de la ciudad y nosotros entre cafés a medio enfriar y una barra de chocolate, simplemente ¨filosofando¨ de la vida.

Featured image

Aunque este atardecer, fue igualmente lindo. Quizas menos profundo

Entre palabra y palabra, alguien cayó en el error de reconocer que el tiempo ya no estaba del todo a nuestro favor, y que a eso que le teníamos miedo en algún comienzo, inevitablemente, estaba llegando. Menos de 80 días marcaba el calendario, y una especie de puñal en el alma se sintió. No por que no ame mi país, y no extrañe a mi familia, pero creo que solo los que hemos pasado por este proceso al que yo llamo ¨Intercambismo¨ puede comprender lo que quiero expresar.

Loren atinó a decir: ¨No hay nada más pinche que irse de Intercambio, si lo analizas. Cuando te estás acostumbrando y cuando por fín generaste lazos, el avión está encendiendo sus turbinas¨. Y aunque nunca me quedó muy en claro que significa pinche, por que al parecer significa todo, pero no significa nada. Supuse, que en ésta oración hacía referencia a algo feo.

Si tuviera la posibilidad de elegir nuevamente, no dudaría en volver a ser un estudiante de intercambio, pero al mismo tiempo concuerdo plenamente. Que como las monedas, el ¨Intercambismo¨ cuenta con dos caras, pero que una no se destapa sino bien entrado el final, cuando tus sentimientos ya están metidos hasta el codo y no hay vuelta atrás. Y aunque es verdad que por la vida no se puede andar privándose de querer, por el miedo a que en algún momento llegue el final, al mismo tiempo me pregunto sino es aunque sea un tantito contraproducente andar por el mundo depositando sentimientos en distintas personas, en tierras lejanas y en calles milenarias, regando al mundo de amores que el tiempo nos sacará, al menos fisicamente. Y aunque entienda que las relaciones genuinas no se desgastan con el tiempo expliquenme que haré cuando tenga que dejar una vida que he constuido todos estos escazos y al mismo tiempo muchos, meses en Lituania.

Perdón si hoy vine gris. Simplemente me desperté inundado de cosas, y como me han dicho una vez, el que no desagota el alma, se ahoga con impurezas…

Trataré de que todo ésto no sea impedimento de nada. Intentaré seguir caminando éste camino. Viviré lo que quede, de la mejor manera posible. ¿Y luego? Viviré un presente distinto a mi pasado, y de vez en cuando, cuando alguien dentro mio lo pida, volveré con mis memorias a reproducir los días de viaje.

Dicen que las etapas necesitan ser concluidas, para crecer. Quizás es verdad. Entonces decidiré cerrarla en el momento más oportuno, y arrancar una incluso una mejor. O al menos lo intentaré. Nadie va a frenar mis risas, e intentaré que yo no me las frene…

Dabar, Lietuvitų kalbos

    Septintas mėnuo Lietuvoje

Šiandien yra mano septintas mėnuo Lietuvoje, ir aš nesu labai laimingas…

Kodėl? Todėl Aš supratau aš turiu tik šiek tiek daugiau už 70 dienas Lietuvoje…

Tikai taip aš myliu savo  šeimą ir aš pasiilgau savo šeimos. Bet dar, aš turiu viena gyvenimą čia irgi. Aš turiu draugais, viena lietuvos šeimą, ir tikrai man labai patinka gyvena vilnuoje. Aš žinau yra sunkiau skridžio į Argentina už atėjimas čia. Todėl kai buvau Argentinoje, zinojau kad i Lietuvą važiuoju tik metams. Bet dabar aš nežinau kada aš busiu čia kita karta…Sunki, labai.

Bet dar, Aš Pasistengsiu daug juoktis iki galo..

Featured image

Aš tikrai myliu Lietuva, tipo Mikotavičius dainą.

.

Advertisements

1 Comment

  1. Muy conmovedora tus palabras pero la vida es así blanco y negro bueno y malo el shin y el shan. Siempre siempre y de eso no escapa la maternidad la felicidad de verlos crecer se interpone la melancolía de dejarlos partir. Te amo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s